lunes, 16 de octubre de 2017

Sistema Ferroviario Ezequiel Zamora: Inseguridad dentro de las instalaciones.

 La preocupación entre los usuarios del Sistema Ferroviario Ezequiel Zamora ante los hechos delictivos que se repiten constantemente ha propiciado un estado de intolerancia, tensión y  malestar mutuo.




Una Alerta mental constante al momento de abordar y desembarcar los vagones del ferrocarril ante un posible robo o hurto.

No es posible confiar siquiera en el compañero de al lado.

Hora pico

La hora pico es el horario del ladrón, allí el antisocial se aprovecha de las estampidas humanas dentro de las instalaciones tanto para entrar como para salir de los vagones e inclusive durante el subir y bajar las escaleras.

Varios usuarios califican de "manos de seda" a aquellos ladrones de carteras, teléfonos y/o otras pertenencias que hacen de las suyas en este horario.


Es frecuente que el ferrocarril presente fuertes retrasos que colapsan las instalaciones con usuarios aglomerados entre si, como sirviendo la mesa al dueño de lo ajeno, quien aprovechándose de la urgencia de los usuarios por llegar a su trabajo o casa y de su atención puesta en abordar los vagones, lanzan su mano dentro de los bolsillos y carteras de los incautos, arrebatándoles así sus objetos de valor.

Robos de cables

Durante el período 2016 e inicio del 2017, el ferrocarril presento fuertes retrasos ocasionados por el robo de cables del sistema eléctrico

Hubo una continuinidad de semanas donde cada dos días se anunciaba el robo de cables por los altavoces colocados a lo largo de los andenes de las distintas estaciones. 

Trifulcas

Durante las horas de más demanda, el tren es utilizado a su máxima capacidad lo que a menudo irrita a muchos de los usuarios que deben soportar golpes, malos olores y empujones, ello sin restar importancia a las malas posturas producto de las estampidas humanas dentro de los vagones; tales circunstancias generan intercambios de palabras entre los usuarios que en varias ocasiones se convierten en trifulcas.


Infracciones

Muchos usuarios alguna vez han infringido las normas del ferrocarril, irrespetando reglas tales como: no cruzar los acoplamientos del ferrocarril, respetar los asientos de la tercera edad, no vender o mendigar dentro de las instalaciones, no correr, no pasar los torniquetes tras el pago de la persona que esta delante y ello solo por nombrar algunas de ellas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario